Blogs

Partido Socialista

Desde mi ventana

De nuevo, la Junta y Garoña

La Junta no sabe cuál es la situación actual de la central nuclear de Santa María de Garoña o prefiere obviarla desinformando sobre un asunto tan sensible. Conociendo todo lo que ha sucedido en torno al futuro de la planta y cuáles han sido las manifestaciones públicas del Ejecutivo presidido por el burgalés Juan Vicente Herrera durante los últimos años cualquiera de las dos opciones es posible.

Me refiero al hecho de que el pasado 23 de septiembre, la consejera de Economía, Pilar del Olmo, animara públicamente a Nuclenor, empresa responsable de la central, burgalesa a dejar de “pegarse con el Gobierno” y a que buscara un acuerdo para reabrir la planta.

Por si nos ocupa el primer escenario -si intentamos no ser malpensados nos topamos con un desconocimiento imperdonable uno de los mayores problemas del territorio- le informo a Del Olmo que los técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) llevan tres años trabajando en el cierre definitivo de la planta. Si, por el contrario, es la segunda opción la que ha llevado a la consejera a realizar esas manifestaciones, solo el afán del PP en Castilla y León por servir a las compañías eléctricas Iberdrola y Endesa podría explicarlas.

Sea como fuere, aclararé que el pasado 26 de julio, el pleno del CSN aprobó por unanimidad la propuesta de Nuclenor, propietaria de la central, para revisar el Plan de Emergencia Interior en Parada (PEIP) correspondiente al proceso de cese definitivo de explotación de la planta, de acuerdo con lo establecido en la actual y vigente orden IET/1302/2013, de 5 de junio, que declara el cese definitivo de su explotación. Es más, solo necesita consultar la web de este organismo para acceder al acta en la que consta lo que relato.

Estamos ante un asunto muy serio con el que no se puede especular; confundir no es únicamente frívolo y reprochable, también peligroso. Lo que sí estaba en mano de Del Olmo era realizar las gestiones oportunas para que el presidente del CSN, Fernando Marti, acudiera al Parlamento a ofrecer explicaciones sobre su gestión, en general, y sobre la relativa a Santa María de Garoña, en particular. El desmantelamiento, permanencia o reactivación de una central con 45 años de antigüedad es un asunto que atañe a un enorme territorio y que, en concreto, los burgaleses del norte de la provincia llevan años sufriendo. Sin embargo, solo la insistencia socialista -he perdido la cuenta del número de veces que habíamos solicitado esta comparecencia- ha posibilitado que por fin vaya a celebrarse, será el 19 de este mes en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados.

Recuerdo que Marti lleva sin comparecer en el Congreso de los Diputados desde diciembre de 2014 y no ha rendido cuentas aún ni sobre los informes del CSN correspondientes a 2014 y 2015. Gravísimo. Por todo ello, qué mínimo que nada menos que la consejera de Economía sea rigurosa en sus declaraciones; tal vez sea mucho pedir para un miembro del Gobierno de Castilla y León, pero cuando entienda que no tergiversar e informarse adecuadamente de los temas de la Comunidad es su obligación y no una sugerencia no vinculante por parte del PSOE, les costará mucho menos cumplir con su deber.

Por su parte, el PSOE estará muy pendiente de la intervención de Marti, como no puede ser de otra forma. Existe infinidad de incógnitas en torno a la planta nuclear que deben ser despejadas. Velaremos para que así sea. Nosotros sí lo tenemos claro: mientras el PP enreda y pierde el tiempo seguimos reclamando un plan alternativo al cierre para las comarcas de Las Merindades, Bureba y Miranda de Ebro.

Ander Gil, senador del PSOE

Temas

Un blog socialista

Sobre el autor


octubre 2016
LMXJVSD
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31