Blogs

Partido Socialista

Desde mi ventana

Transparencia vs. Demagogia

David Jurado (portavoz del Grupo Provincial Socialista)

Esta semana, el Pleno de la Diputación Provincial dejaba un ejemplo más de lo poco que separa la utilización de la transparencia como un instrumento de rendición de cuentas a la ciudadanía de un mero discurso demagógico al servicio del más puro populismo, eso sí, revestido de una pureza dogmática digna de admiración. ¿O quizá no tanto?

Y es que en esta sesión plenaria de marzo se debatía, a propuesta de Imagina, sobre las asignaciones económicas que tienen los grupos políticos -como en todas las instituciones- y que fueron aprobadas por unanimidad al inicio del mandato. La proposición, que fue rechazada por PP y Ciudadanos, pedía más control sobre esos fondos. Hasta ahí todo correcto, por eso desde el PSOE la apoyamos, pero lo que no está tan bien -y ese es el fondo del debate- es usar estas iniciativas contra la propia institución o incluso contra la propia política en su conjunto. Porque bajo una falsa premisa de falta de información, que podría resolverse con una simple consulta o la petición de un informe técnico, la verdadera intención de la proposición -al igual que otras de este tipo- era sembrar dudas sobre la falta de fiscalización o control de los fondos que se asignan a los grupos políticos, tal y como se ponía de manifiesto en la misma. En definitiva, sembrar dudas sobre un supuesto mal uso de fondos públicos que avive o mantenga la indignación ciudadana que han generado los casos de corrupción de los últimos años. Al fin y al cabo, esa indignación es la que ha llevado a algunas formaciones hasta las instituciones. En mi opinión, cuando alguien opta por formar parte de una institución, debería ser para cambiar las cosas y esto, a su vez, exige un compromiso por dignificarla y erradicar los comportamientos poco edificantes de la misma. Sumarse a las falsas premisas del tipo ‘que la realidad no te estropee un titular’, no ayuda.

La RAE define la demagogia como la “degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder”, por eso, es incompatible con la transparencia, que debe servir para evitar las malas prácticas en la gestión pública y volver a dignificar nuestras instituciones.

Si se quiere debatir sobre transparencia y rendición de cuentas, ahí estará el PSOE. Por convicción, no por interés. Tanto es así, que ya en 2011 el PSOE de Burgos puso en marcha su portal de transparencia a través de su web, donde se publican las declaraciones de bienes y actividades de todos los cargos provinciales, la contabilidad anual del Partido y desde donde se puede solicitar información por parte de la ciudadanía. Ese es el camino, sin demagogia.

Temas

Un blog socialista

Sobre el autor


marzo 2017
LMXJVSD
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031