Blogs

Partido Socialista

Desde mi ventana

N-I, se acabaron las excusas

Como ya manifesté en el Pleno celebrado en las Cortes autonómicas este pasado miércoles, mi deseo sería que la Proposición No de Ley que defendí para reclamar la supresión del peaje de la Autopista AP-1 fuera la última iniciativa del Partido Socialista antes de ver cumplido el objetivo de lograr la gratuidad de esta vía para todos los vehículos que transitan por ella.

Y este es un deseo sincero, nacido de la convicción de que nos encontramos ante un problema de tal magnitud que no podemos dejar pasar ni un día más. Y es que cada día que se mantiene la actual situación es una nueva oportunidad para que se repitan sucesos como los recientemente acaecidos en Pancorbo y Monasterio de Rodilla, con el terrible balance de seis fallecidos.

A veces se nos acusa a los políticos de practicar la demagogia y de recurrir al oportunismo, pero en este caso no cabe ni lo uno ni lo otro. La de la Nacional 1 es una dura realidad que nos golpea a todos en la cara y que reclama decisiones ambiciosas y urgentes. No podemos agarrarnos a esa supresión del peaje de la AP-1 que debe llegar dentro de poco más de un año, pero de la que no existe todavía un anuncio oficial. No podemos escudarnos en los costes económicos como excusa. No podemos, en definitiva, enzarzarnos en cuestiones dialécticas sobre responsabilidades del pasado.

En la sesión plenaria tuve la triste sensación de que, a falta de otros argumentos, algunas formaciones políticas prefieren esgrimir razonamientos simplones sobre quién tomó determinadas decisiones políticas -como hizo el señor Ibáñez, del PP- o recurrir a la grosera descalificación general -en el caso del señor Díez, de Podemos-.

Reconozco que los representantes políticos no estamos a veces a la altura de lo que esperan de nosotros los ciudadanos y ciudadanas, pero es, precisamente, ante situaciones de extrema gravedad cuando estamos obligados a demostrar que tenemos no solo la capacidad, sino la voluntad firme de solucionar problemas.

Y evidentemente, nadie tiene la varita mágica para evitar que una persona se duerma al volante y provoque un accidente, pero los representantes políticos sí tenemos la obligación de intentar minimizar los riesgos derivados de que esa persona circule por una vía sin desdoblar y colisione contra otro vehículo que transita en sentido contrario.

Es un hecho indiscutible que la N-I es una carretera que conlleva un riesgo que no debemos asumir ni un día más, defendí en este último Pleno la necesidad ineludible de buscar soluciones urgentes. Y estas soluciones ahora mismo pasan por dos decisiones complementarias:

Una, exigir al Gobierno de España que no prorrogue la concesión de la autopista una vez finalice su vigencia en noviembre de 2018 y que garantice la gratuidad de esta vía para todos los vehículos a partir del 1 de diciembre de 2018.

Y segundo, iniciar de inmediato las negociaciones entre la Junta y el Ejecutivo que preside Rajoy para la suscripción de un convenio destinado a derivar el tráfico pesado en este tramo de la N-1 a la autopista de peaje AP-1 hasta su liberalización en noviembre de 2018.

Hemos dado un paso importante al lograr que esta Proposición No de Ley presentada por el Grupo Socialista saliera adelante, pero a partir de ahora nos toca vigilar al Gobierno autonómico para que sea tan ágil como contundente en el cumplimiento del acuerdo, porque el tiempo corre en contra de la seguridad de quienes a diario transitan por la N-I.

Virginia Jiménez. Procuradora del PSOE en las Cortes de Castilla y León

Temas

Un blog socialista

Sobre el autor

septiembre 2017
LMXJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930