Blogs

Partido Socialista

Desde mi ventana

Menudo ‘Plan’…

Lo han vuelto a hacer. Son infalibles cuando de extender cortinas de humo se trata. Unos
profesionales del escapismo, vaya. Me refiero, y enseguida me explico, a los representantes
del PP de Burgos y a sus ‘mayores’ en el Gobierno, el presidente Rajoy y el ministro de
Fomento Íñigo de la Serna.
La semana pasada el procurador del PP Ángel Ibáñez y la senadora Begoña Contreras
comparecieron sonrientes y felices para presentarnos la ¿solución?, permítanme la
interrogación, a los problemas de acceso a la vivienda de los burgaleses y las burgalesas, el
Plan de Vivienda Estatal 2018-2021.
Ambos tiraron de calculadora, o del argumentario nacional del Partido Popular, vaya usted a
saber, y rápidamente se apresuraron a ofrecer cifras y resultados: puede beneficiar a cerca de
3.000 burgaleses, su presupuesto crece un 29% en Castilla y León y ayudará a reducir el precio
de la vivienda, a familias numerosas, a quienes estén en riesgo de desahucio, a personas en
situación de dependencia y a mayores de 65 años. Todo eso contaron. Menudo chollo,
¿Verdad? Compramos la moto. Pues yo en su lugar, no me apresuraría.
Una que tiene la mala costumbre de contrastar información e interesarse por los asuntos que
afectan a la provincia, se puso en contacto con la responsable socialista de Vivienda en el
Congreso, entre otras gestiones, y me temo que lo que hallé no les va a gustar. Siento apearles
del sueño, tal vez también a Ibáñez y a Contreras. Quizás fue el desconocimiento el que les
movió a realizar un anuncio tan optimista, pero les cuento: Para empezar, deberían saber que
este nuevo Plan presenta carencias por su escasa financiación, un 18% menos de cuantía
destinadas a ayudas a vivienda que el Plan anterior.
Este Plan ‘Milagro’ se ha retrasado tanto que, aunque tenga carácter retroactivo a 1 de enero –
por cierto, este carácter retroactivo se debe a una petición del PSOE- los convenios con las
comunidades autónomas tardarán en firmarse y ello supone que el dinero lo recibirán
demasiado tarde , de modo que algunas ya manifiestan que hay ayudas que no se podrán
poner en práctica este año ,tampoco en Castilla y León.
Tampoco apuesta el Plan de manera firme por el fomento del parque público de alquiler y eso
es fundamental si de verdad se quiere garantizar el derecho a la vivienda que nuestra
Constitución reconoce. No reconoce el derecho a préstamos subsidiarios e incumple así, un
mandato del Congreso a iniciativa socialista. Además, deja sin subsidiación a las viviendas de
protección oficial.
Por lo que respecta a las personas en situación de especial vulnerabilidad afectadas por
procesos de desahucios, el Plan de Vivienda de Rajoy sigue favoreciendo la especulación a los
fondos buitre y a la SAREB. En ningún apartado obliga a estas entidades a que pongan los pisos
que han ido adquiriendo por impagos de usuarios a disposición de las administraciones para
así aumentar el parque público de alquiler.

Lamento chafarles, señores del PP, pero en el PSOE tampoco compartimos que se limite el
tiempo en el que una vivienda subvencionada para el alquiler se tiene que mantener bajo
dicho régimen. De este requisito se deduce que para el Gobierno el alquiler es una situación
transitoria y que, antes o después, el camino lleva a la propiedad.
Tampoco me resisto a realizar algunas precisiones sobre las ayudas a jóvenes que contiene
dicho Plan. Si no aumenta la oferta de viviendas de alquiler, subirán más los precios. Además,
el Gobierno ha ignorado el gran problema del elevado desempleo, la precariedad y los bajos
salarios de los jóvenes, a la hora de aprobar medidas para garantizar el derecho a la vivienda.
La supresión de la renta básica de emancipación que el Gobierno acordó en 2012 no ha sido
compensada con otras medidas y, respecto al programa de ayudas para personas mayores,
cabe recordar que se eliminó esa ayuda de 200 euros. Una ayuda que en un principio se
contemplaba para que los mayores de 65 años pudieran hacer frente a los gastos de su
vivienda en propiedad, pero que se fulmina justo ahora que la precariedad de las pensiones
hace que estas personas vean disminuido su poder adquisitivo.
Pues este es, a grandes rasgos, el ‘planazo’ que los representantes del PP de Burgos nos
vendieron la semana pasada. Todo ello, aderezado con la tercera visita en menos de un año de
un ministro de Fomento que enmudece ante las preguntas sobre la liberalización de la AP-1 y
las bonificaciones para desviar el tráfico pesado por la N-I, la reapertura del Tren Directo, la
llegada del AVE, recuerdo, de vía única, pero eso no nos lo cuentan, ni por dónde enlazará con
el País Vasco. No pregunten por la A-12 o la A-11, claro, esas carreteras que hay que ejecutar
“lo antes posible para dejar de hablar de obras” y hablar de infraestructuras en uso, según
Rajoy, porque esas no estaban en la chistera del ministro. Apenas pudo rescatar la A-73 con el
Plan de Inversiones en Carreteras del Gobierno. El resto, vaya usted a saber si lo dejará para
una cuarta o quinta visita, en el mejor de los casos.
¿Y la alternativa a la central de Garoña, los nuevos juzgados que reivindica la provincia, etc.
etc.? Pues me hubiera gustado escuchar a Rajoy, pero se nos volvió a escapar. Porque, en
resumen, ese es su plan y, por extensión, el del PP de Burgos, el de la huida hacia adelante.
Menudo plan…

Esther Peña, secretaria general del PSOE de Burgos y diputada en el Congreso

Temas

Un blog socialista

Sobre el autor


mayo 2018
LMXJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031