Blogs

Luis Marcos

La Tenada del Común

¿Tienen importancia las Europeas?

El próximo 25 de Mayo tendrán lugar las Elecciones Europeas, y en un momento en que el prestigio de la clase política española y de sus instituciones pasa por sus horas más bajas, y la abstención prevista para estos comicios puede batir auténticos records, parece una causa perdida intentar destacar la importancia que, finalmente, puede tener acercarse a las urnas para esta ocasión.

Sin embargo, las decisiones de la Unión Europea cada vez nos afectan de forma más directa, incluso en este viejo reducto castellano de Burgos. Todos somos conscientes de que en una provincia de tanto peso agropecuario como la nuestra, las ayudas europeas de la PAC son un complemento de rentas absolutamente vital para nuestro medio rural; además, en un territorio tan amenazado por el fracking como el burgalés, las decisiones del Parlamento Europeo pueden ser esenciales para impedir la agresión a nuestros mejores espacios ambientales por esta cuestionable técnica, ecosistemas por cierto, a su vez, incluidos en la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

En Burgos, desde hace más de media década, dos mil jóvenes se marchan cada año para encontrar un futuro digno lejos de la tierra que les vio nacer, agravando los problemas de la despoblación y el envejecimiento, y solo una decidida posición de Europa por las políticas activas de empleo juvenil, quebrará esa tendencia. Incluso en aspectos tan “nuestros” como la lucha contra la galopante corrupción, las lejanas instituciones europeas pueden resultar extremadamente útiles, pues hasta la fecha han sido las únicas instancias preocupadas, porque el coste del Nuevo Hospital haya sido el 200% de lo inicialmente previsto.

Medio Ambiente, Empleo, Democracia Participativa, Lucha contra la Xenofobia y el Racismo, Erradicar la Corrupción, Agricultura, Infraestructuras, etc… todos ellos, aspectos cruciales para los burgaleses, que cada vez más se resuelven en el ámbito europeo.

Pero además, estos Comicios Europeos se van a celebrar en una situación muy especial para nuestro país. Somos muchos quienes pensamos que la crisis económica que padecemos dese 2007, no solo ha hecho perder su empleo a cuatro millones de trabajadores, ha echado de sus casas a 350.000 familias, ha reducido las rentas de las clases medias en un 20%, y ha generado recortes sociales, educativos y sanitarios insoportables. La crisis económica también se ha llevado por delante el sistema político que desde la Transición, se ha mantenido durante 35 años en nuestro país. La crisis de las instituciones políticas y económicas, atenazadas por la corrupción generalizada de una clase política profesional, compinchada sin escrúpulos con los poderes económicos y mediáticos dominantes, ha demostrado estar más atenta a mantener sus privilegios que a servir a la sociedad, y ha generado un extenso rechazo de la ciudadanía, que ha migrado desde la indiferencia hacia la política tradicional, a una abierta hostilidad, como demuestran de manera machacona las encuestas, que evidencian que la clase política y la corrupción es la segunda gran preocupación de los españoles, por detrás del paro.

Estas Elecciones Europeas, marcan por tanto un momento clave en la reconstrucción del espacio político español. Por un lado, son cada vez más numerosos los ciudadanos que exigen una Democracia Participativa, frente a un Sistema Político meramente representativo, que pide el voto a los electores cada cuatro años, para que se conviertan en meros espectadores de la vida pública, en lugar de actores relevantes en la gestión de lo cotidiano. El bipartidismo, esa alternancia entre PP y PSOE, que ha monopolizado cerca del 85% de los sufragios en comicios precedentes, está en franca descomposición, y la mayor parte de los sondeos reducen su caudal electoral el domingo 25 de mayo, a menos del 60% de los ciudadanos que se acerquen a votar. Y el desmoronamiento del bipartidismo, da lugar a la recomposición de los espacios electorales y políticos. Así, en el ámbito conservador la hegemonía del PP, se ve erosionada por la emergencia creciente de VOX, UPyD y Ciudadanos, mientras que en el espacio progresista, el PSOE no solo pierde votos hacia una creciente IU, sino hacia otras opciones, quizás más frescas y plurales, como PRIMAVERA EUROPEA y PODEMOS.

Estas Elecciones Europeas, son por tanto, la antesala de la gran batalla política que se dirimirá en 2015 en tres frentes: el municipal, el autonómico y el estatal, donde un sistema político envejecido tras 35 años, va abriendo paso a escenarios políticos y sociales más críticos, más cooperativos, más participativos, aunque las resistencias al cambio que provocan la limitada pluralidad informativa existente y los corsés de la legislación electoral, intentarán retrasar al máximo un proceso, a mi juicio, irreversible.

Temas

Un blog de Luis Marcos

Sobre el autor


mayo 2014
LMXJVSD
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031