Blogs

Luis Marcos

La Tenada del Común

Es tiempo de actuar contra la despoblación

Se agrava aceleradamente el fenómeno de despoblación y de envejecimiento en las comarcas rurales de Castilla, y ante la absoluta ineficacia de las actuaciones aplicadas por las Diputaciones Provinciales y la Junta de Castilla y León en esta materia, que tras décadas de anunciar nuevos programas y agendas, no han servido ni para fijar población, ni para mejorar la calidad de la prestación de los servicios públicos, ni para crear actividades productivas sostenibles en el tejido rural, urge al Gobierno Central propuestas novedosas, como la aplicación de los nuevos instrumentos financieros de la Política de Cohesión de la Unión Europea.

No solo los castellanistas, sino gran parte de economistas y demógrafos, califican la despoblación rural y el envejecimiento como el principal problema estratégico de Castilla y Aragón. Los datos son cada vez más alarmantes: Castilla y León tiene hoy la misma población que en 1900, mientras que en ese periodo, España la ha multiplicado por tres, Cataluña y País Vasco, por cuatro. Además, Castilla y León pierde 25.000 habitantes al año (2013, 2014, 2015) y perderá 260.000 en los próximos 15 años, Burgos 35.000, y Castilla-La Mancha 140.000 (según los últimos datos del INE). Castilla y León es la Comunidad más envejecida de Europa, con un 25% de mayores de 65 años, dentro de 15 años serán el 35% de la población. De los 552.000 habitantes que perderá España en 15 años, 402.092 se habrán perdido en Castilla y León y Castilla-La Mancha… ¡el 73% del total!. La Castilla rural ha pasado en 60 años de 4 millones habitantes a poco más de 1 millón, se han cerrado más de 4.000 escuelas rurales, y la población en los núcleos rurales de menos de 200 habitantes supera el 50% de mayores de 65 años. Gran parte de las comarcas rurales castellanas poseen una densidad de población inferior a 10 habitantes por kilómetro cuadrado: auténticos desiertos demográficos. Hoy el medio rural Castellano es un geriátrico a cielo abierto… dentro de poco solo un cementerio.

Promovidas por Primavera Europea, la Cooperativa Política en Europa del Partido Castellano (PCAS), el pasado mes de junio, se desarrollaron las Jornadas más destacadas del Parlamento Europeo sobre la despoblación rural desde su creación en 1952, desarrolladas bajo el título “Sparsely populated and severely depopulated areas: a growing problem in the EU” (Áreas poco pobladas y severamente despobladas: un problema para el desarrollo de la Unión Europea), que reunió a un centenar de expertos, técnicos de la Comisión Europea, asesores de los Grupos del Europarlamento, representantes políticos y agentes sociales de los territorios afectados, consiguiendo sensibilizar a la Comisión Europea sobre la gravedad de la despoblación en Castilla y Aragón, colocar esta problemática en el listado de prioridades de Desarrollo Local y Regional de la Unión Europea, analizar experiencias exitosas de desarrollo local en territorios poco poblados (La Euroregión de Laponia al norte de Finlandia, Suecia y Noruega) y habilitar medidas concretas para poner en vigor disposiciones europeas que reclaman acciones concretas para frenar la pérdida de habitantes en las zonas poco pobladas. La realidad muestra que de las cuantiosas inversiones recibidas por España para Desarrollo Regional, gestionadas por el Estado Central y las Comunidades Autónomas, solo en una parte ínfima se han aplicado a políticas activas para fijar población y evitar la despoblación. Así, en el periodo 1986-2013, España recibió 151.400 millones de euros para política agrícola, ganadera y de desarrollo rural, y 153.000 millones de euros para políticas regionales que buscan la cohesión y desarrollo de las regiones europeas, a través del Fondo de Desarrollo Regional (FEDER) y del Fondo Social Europeo (FSE). La acción institucional contra la despoblación por parte del Comité Europeo de las Regiones o de las gestiones autonómicas de los ejecutivos regionales de Castilla y León y Castila-La Mancha ha sido un sonoro y dramático fracaso.

Los castellanistas creemos que las nuevas políticas de desarrollo y lucha contra la despoblación exigen cantidades mucho más modestas, pero deben aplicarse directamente a proyectos gestionados desde el tejido social, ayuntamientos, comarcas y mancomunidades, y no desde burocracias ajenas y alejadas al mundo rural. El éxito de esta política de lucha contra la despoblación exige movilizar al tejido social en torno a iniciativas activas y eficaces, de proximidad, que pongan en valor los recursos endógenos del territorio, pilotados por la población local, sostenibles social y ambientalmente, y que fortalezcan los tejidos sociales y empresariales autóctonos.

Esta Iniciativa Social y Europea contra la Despoblación se ha ganado su segundo gran éxito, tras las jornadas de Bruselas del 1 y 2 de Junio, con la edición del 1º Informe del Parlamento Europeo sobre “Políticas de Cohesión para Zonas Escasamente Pobladas y Regiones con Baja Densidad”, publicado en septiembre 2016, que analiza la problemática específica de estos territorios y sociedades, establece las disposiciones de la UE que les afectan, identifica las oportunidades para su crecimiento y destaca las políticas de cohesión y desarrollo regional que habilita la Unión Europea contra la despoblación, exigiendo a los gobiernos estatales y regionales aplicarlas en ámbitos como: desarrollar la implantación de las TIC y la innovación en el medio rural, la especialización inteligente y sostenible de las comarcas rurales, desarrollar las energías renovables en estos territorios e impulsar sus recursos culturales y naturales y sus producciones agropecuarias de calidad.

Es hora de movilizar a la sociedad rural y a la castellana en general para implantar políticas activas y efectivas contra la despoblación rural; no nos queda mucho tiempo. Por eso los castellanistas, junto a otras organizaciones, estamos impulsando una Iniciativa Europea y Social contra la Despoblación, que asuma el liderazgo en esta lucha ante el estrepitoso fracaso de las administraciones que durante treinta años han dilapidado ingentes recursos económicos, sin frenar un ápice el vaciamiento de nuestros pueblos.

Temas

Un blog de Luis Marcos

Sobre el autor

noviembre 2016
LMXJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930