Blogs

Javier Gil García

Una historia a cuestas

La Cultura y su importancia capital

Iba a comenzar estos párrafos con un error, pero por suerte he rectificado a tiempo. Y es que la primera frase iba a ser: “Anda nuestra ciudad preocupada con cierta capitalidad…” pero, al momento, me he dado cuenta del fallo. Y es que, para que la aseveración sea correcta, debería decir: “Andan algunos gobernantes de nuestra ciudad ocupados en que el resto de la ciudadanía se preocupe por cierta capitalidad”.

Porque eso que suelen denominar “proyecto de ciudad” (una expresión tanto y tan mal utilizada, que empalaga) no parece que deba venir desde una ocurrencia para después propagarse cual epidemia hasta producir una efervescencia social imparable. Posiblemente para eso que llaman “iniciativa de consenso”, “anhelo colectivo”, etc. lo apropiado sería lo contrario. Por ejemplo, en el ámbito cultural que es el que nos ocupa, a uno se le antoja más importante preocuparse del camino que del horizonte: hacer un esfuerzo por afianzar un tejido y una vida cultural que sean constantes, innovadores, sostenibles, imbricados en la sociedad, accesibles y permeables. Pensar una Cultura con tal presencia en la ciudad que, de la misma, surja la idea de buscar un colofón, un reconocimiento o una catarsis, llámese capitalidad o como se quiera.

Es mi humilde opinión, pero me parece más útil, lógico y aprovechable construir la tarta y después buscar la guinda, que anhelar la guinda y después hacer un bizcocho, un relleno y una cobertura que encajen debajo de ella. Ya sabe aquello de la casa por el tejado.

Una aclaración antes de terminar. No digo que esté en contra de la candidatura aunque, como podrán deducir, tengo muchas reservas al respecto. Pero, si se sigue adelante, la buena noticia para la ciudad sería que vamos a comenzar por hacer la tarta que necesitamos. Que vamos a procurar una ciudad atractiva culturalmente hablando, con intención de que eso perdure tengamos o no guinda el año que sea. Porque si miras sólo al horizonte y no al camino, a lo mejor te tropiezas o a lo peor, al llegar compruebas que no había monedas de oro en la olla.

Temas

"Nunca estás jodido verdaderamente mientras tengas una historia a cuestas y alguien a quien contársela" (Alessandro Baricco)

Sobre el autor

Cuentero, gestor y agitador cultural, dicen que poeta. No vivo del cuento pero sí para el cuento.Creo en los Reyes Magos y en las estrellas de mar. De mayor quiero ser Mario Benedetti. Y Gloria Fuertes.


enero 2019
LMXJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031