Blogs

Javier Gil García

Una historia a cuestas

El sesgo de confirmación y los aplausos

Era un mitin matutino. Supongo que el horario estaba calculado para llegar a tiempo a los informativos de mediodía. El líder del partido explicaba con firmeza uno de sus argumentos que, si bien no reproduzco en su literalidad, era prácticamente exacto a lo siguiente: “Estableceremos un tipo máximo en el IRPF del 44%. Ya está bien de tipos de hasta el 52% en algunas comunidades autónomas. No puede ser que el estado se quede con la mitad de lo que gana una persona”. Y ahí la gente que asistía al evento aplaudía. Este es el aspecto más importante: aplaudían.

Yo me quedé algo asustado por el gesto y con mucha curiosidad por conocer algún dato más que me aclarase el asunto y navegué un rato por internet para dar con ciertos números.

Mi principal búsqueda era saber a partir de qué nivel de ingresos se aplica el tipo máximo y, por lo que he averiguado, ese escalón es el de las personas que declaran una renta mayor a 601.000 euros. Esta información corresponde al año 2016 pero, para hacernos una idea, me vale perfectamente. Y es que ese año hubo 7.249 contribuyentes en ese nivel lo que correspondió al 0,04% de las personas declarantes. Un detalle: extrapolando esas 7249 personas a los cuarenta y seis millones y medio de españoles/as de 2016 el porcentaje se queda en un 0,0156%

Ahora vuelvo al mitín mañanero y me pregunto:

¿En qué momento a alguien de ese partido le pareció buena idea utilizar como uno de sus mensajes, una medida que afecta al 0,0156% de la población? ¿no tienen mejores ideas para promocionar en sus mítines?

¿Ese partido quiere dejar ver que tiene una de sus prioridades (al menos es algo tan prioritario como para incluirlo en un mitin electoral) en mejorar la vida de las 7.249 personas que ingresan más de 601.000 euros al año? ¿No sabían que su mensaje esa mañana era “vamos a gobernar para el 0,0156% de españoles/as”? ¿O ni siquiera se han dado cuenta de que lo hacían?

Y, sobre todo, mi mayor preocupación es: ¿qué estaban aplaudiendo las personas que asistían al acto? Sólo se me ocurren dos respuestas: o bien, en una coincidencia extraordinaria, se habían juntado doscientas o trescientas personas de las 7249 “afectadas” por la medida o, al contrario, estamos inventando el concepto de “solidaridad inversa” por el cual, hay quienes tienen una honda preocupación porque a las personas con los ingresos más altos, el estado les sea más benévolo, aunque a ellas mismas no les beneficie. Es, por tanto, una demostración de generosidad y empatía que conmueve. O, mejor dicho, que asusta.

Lo que no sé es si me asusta más que un partido diseñe medidas para el 0,0156% de la población más privilegiado o los aplausos. Yo creo que esto va más allá del sesgo de confirmación, sencillamente nuestra capacidad crítica se está desvaneciendo por completo.

Temas

"Nunca estás jodido verdaderamente mientras tengas una historia a cuestas y alguien a quien contársela" (Alessandro Baricco)

Sobre el autor

Cuentero, gestor y agitador cultural, dicen que poeta. No vivo del cuento pero sí para el cuento.Creo en los Reyes Magos y en las estrellas de mar. De mayor quiero ser Mario Benedetti. Y Gloria Fuertes.


abril 2019
LMXJVSD
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930